Un Tabasqueño va por Solidaridad, Quintana Roo

Playa del Carmen es un paraíso natural, no tan solo por su belleza natural sino por su gente: Willy Ferrer.


Willy Ferrer, o Willy, como es conocido popularmente y prefiere ser llamado es originario de Tenosique, Tabasco, de donde recuerda sus años de adolescencia jugando al frontenis y representando al estado en competencias nacionales y las conversaciones con su padre de quien aprendió la importancia de la amistad.
Desde 2011, quedó atrapado por Playa del Carmen, desde su primera visita a esta ciudad, a la que describe como un paraíso natural no tan solo por sus recursos naturales sino por la calidez de su gente, se siente un playense al igual que muchos de los habitantes que han llegado a la ciudad con la esperanza de un mejor porvenir, pero no se olvida de su tierra, cada que visita Tabasco no pierde oportunidad de disfrutar de su gastronomía, en su último viaje le obsequiaron una pequeña plantita de chile amashito, que aun conserva y que ya ha dado sus primeros frutos.
Durante años ha recorrido todas las comunidades del municipio de Solidaridad en Quintana Roo, para acercarse a los Solidarenses y apoyarlos durante la pandemia y anteriormente por las afectaciones derivadas del paso de los huracanes.
Conocido por todos, no desaprovecha cualquier oportunidad para saludar y escuchar a quien le tiende una mano, desde su llegada a la ciudad ha trabajado también en difundir casa por casa el proyecto de su paisano, el también tabasqueño, el presidente Andrés Manuel, a quién conoce de hace más de 30 años.
Se describe como padre de familia, empresario y ciudadano, su interés en la actividad política deriva de su preocupación por la mejora del municipio que lo ha recibido y que, desde sus propias palabras, ha sido generoso con él. Ahora en 2021, cree como ciudadano, que es necesario participar y comprometerse con los habitantes de Solidaridad.