LA CUESTA DE ENERO

El primer trimestre anual siempre representa grandes gastos para las familias mexicanas, como lo son pagos de predial, la tenencia para los que tienen vehículo, visita de los reyes magos, etc.


Por: Héctor Ortiz

Después de pasar un año tan atípico como el 2020, enero del 2021 no podía ser de otra manera. Y es que si bien siempre que se piensa en ‘la cuesta de enero’ como popularmente se le conoce, inmediatamente sabemos que, al menos en el tema económico, habrá limitaciones en las familias. Esto principalmente ocasionado por los fuertes gastos que implican las fiestas decembrinas, pero este enero del 2021 en particular lo será aún más complicado, pues, tiene todos los ingredientes necesarios para ser calificado como “la peor cuesta de enero en muchos años” según la CONCANACO.

El primer trimestre anual siempre representa grandes gastos para las familias mexicanas, como lo son pagos de predial, la tenencia para los que tienen vehículo, visita de los reyes magos en algunos casos y otros servicios que normalmente se pagan cuando arranca un nuevo año. Para enfrentar todo esto, un número considerable de mexicanos comenzara la cuesta de enero con reducción de salarios o en algunos casos desempleados. Estos tendrán que enfrentar la crisis económica originada por la pandemia, y el aumento de impuestos de algunos productos en específico.

 La falta de cultura financiera
Siempre es recomendable elaborar una planeación de nuestro presupuesto para cuidar nuestras finanzas personales. Y es que mucha gente al enfrentar los gastos en ropa, compras en internet, comida, celular nuevo, etc. Por lo general recurre a cometer el error de gastar más de lo que tiene, cayendo en el circulo vicioso de los préstamos a instituciones financieras o el uso del crédito, (que no es malo siempre y cuando se use adecuadamente), en donde pasado un determinado tiempo tendrá que regresar ese dinero más los intereses que este mismo generó.

¿La recomendación? Elaborar una planeación con nuestro presupuesto donde se tomen en cuenta ingresos y gastos para cubrir las necesidades de las fiestas decembrinas. No hacer compras de pánico y no destinar todo el aguinaldo únicamente a compras navideñas, sino administrarlo para saldar deudas y así cuidar nuestra finanza personal.

 Cómo enfrentar la cuesta
En la medida de lo posible, tratar de liquidar las deudas siempre es la mejor opción. Saldar tarjetas de crédito/adelantar pagos es muy importante ya que siempre es bueno tener un flujo de efectivo para los gastos cotidianos.

 El ahorro nunca pasará de moda, y es que, en esta cuesta de enero, y atravesando una crisis económica por la pandemia, siempre es viable tener ‘un colchón económico’ que pueda darnos seguridad ante cualquier emergencia que se pueda presentar.
 No hacer compras innecesarias o compras irracionales que puedan afectar nuestro presupuesto, ya que este tipo de compras por lo general limitan mucho y no dan paso al ahorro o compras de primera necesidad y solo provocan un endeudamiento.

 No adquirir más deuda
Para pedir un préstamo bancario o alguna otra línea de crédito para cubrir las deudas actuales no es la solución, pues a la larga la deuda crece. Otra manera en que una deuda puede incrementarse es cuanto el tarjetahabiente sólo paga el mínimo, pues estos pagos se van hacia el capital y no hacia los intereses. La recomendación es abonar una cantidad mayor para liquidarla cuanto antes.